El debate sobre la legalización del juego en internet en los EEUU no ha parado ni un solo segundo y en estos últimos días, con la llegada de Barack Obama, el tema se ha convertido en lo actual del momento. En medio de una crisis económica actual, los fraudes en internet han adquirido un tinte impactante en el tire y afloje de esta controversia.

Los republicanos creen que el juego on-line es perjudicial para la economía norteamericana porque aseguran que el juego llevará las familias a una ruina casi inevitable. La administración actual ha sido un poco más escéptica en cuanto a la posibilidad de bancarrota de un jugador porque aseguran que no existe ninguna injerencia en si un jugador realiza sus apuestas en un casino real o en uno virtual; el dinero es el mismo en cualquier término.

El hueso está difícil de roer y no se puede saber con certeza si la actual administración podrá abolir la ley ante el juego on-line ya que Barack tiene en mente otras preocupaciones de momento. El debate está sobre la mesa y solo falta esperar en qué termina esta revolución de ideas. Por lo tanto, este blog los mantendrá al tanto de lo sucedido la casa blanca con el tema de la previsión del juego on-line en los Estados Unidos.