Los Misterios de las Apuestas III

En busca de develar cuáles son los ejes que debemos tener en cuenta al momento de elegir un sistema de apuestas, a los cuales consideramos la verdadera esencia de una apuesta inteligente, hemos identificado tres tipos de sistemas de apuestas.

Conociendo estos tres tipos habremos de poder clasificar, al menos en una primera instancia, a los sistemas de apuestas de los que tengamos noticias en los sitios de apuestas en línea, los cuales son ampliamente promocionados, para que sean utilizados por los propios aficionados a las apuestas en juegos de casino que ingresan a diario en los sitios de casinos online.

Podemos establecer, de acuerdo a un primer y muy básico criterio, tres tipos de sistemas de apuestas. El primer de ellos recibe por nombre, tal cual lo dijimos en las últimas líneas que formaron parte del artículo anterior, sistemas de apuestas que utilizan una progresión positiva.

Se le llama una progresión a la variación que a través del tiempo en que se aplica un sistema va sufriendo la cantidad de dinero que se apuesta en cada caso. Las progresiones positivas indican que ante cada acierto se incrementa el monto de la apuesta.

De ese modo, la intención de la progresión, y por ende del sistema que las utiliza, es la de crear rachas ascendentes, en las que se intenta capitalizar el efecto positivo del acierto. Se puede resumir en la siguiente frase: maximizar las rachas de aciertos, buscando que esas seguidillas de resultados favorables estén acompañadas de nuestras apuestas más elevadas.

Los Misterios de las Apuestas II

Las dudas no deben ir más allá de lo necesario cuando se trata de elegir un sistema de apuestas que sea confiable y aplicarlo sin otro objetivo que el de consolidar una estrategia de juego que nos permita tener serias aspiraciones a ganar dinero cada vez que asistimos a un casino o que ingresamos a desde nuestro ordenador, a través del navegador que utilicemos, a un sitio de apuestas en línea.

Pero no deja de ser importante, tal cual lo anticipamos en el artículo previo, esta instancia de elección, por el hecho mismo de que si el sistema no es bueno, posiblemente nuestras apuestas estén asimismo condenadas a un rotundo fracaso.

Y si bien es cierto que todos los aficionados a las apuestas tienen como objetivo principal, al apostar en un juego de azar cualquiera, la diversión por sobre cualquier otra cosa, no deja de ser real que si tenemos serias aspiraciones a ganar nuestro involucramiento en el juego será afectivamente mucho más sólido, y podremos, por ende, sentir una satisfacción mucho mayor, lo cual, claro está, derivará en una diversión mucho más consistente.

Entonces lo que no debemos dejar de considerar, cuando en los sitios webs de los casinos en línea encontramos las promociones de diferentes sistemas de apuestas, es qué tipo de sistema es cada uno, para lo cual debemos tomar en cuenta una serie de pautas.

A grandes rasgos, se pueden establecer tres tipos de sistemas de apuestas diferentes: los sistemas de apuestas que utilizan progresiones positivas, los sistemas de apuestas seguras y los sistemas de apuestas de progresiones negativas.

Los Misterios de las Apuestas

Los sistemas de apuestas son furor en Internet. Los sitios de apuestas en línea se han encargado ellos mismos de hacer publicidad a muchísimos sistemas de apuestas que existían desde hace una gran cantidad de años, y que merced a esta promoción, hoy han resurgido. Además, la gran cantidad de blogs de apuestas que existen, también han colaborado a difundir los más elaborados artes de la buena apuestas.

Esto, a simple viste, plantea una clara contradicción. ¿Cómo es posible que los propios sitios de casino y de apuestas online, sean los encargados de dar publicidad a los sistemas de apuestas que pueden transformar de un apostador inocente y probablemente perdedor en un jugador experto o, por lo menos, con muchas mejores perspectivas de obtener un buen resultado? ¿Es acaso ésta una prueba de que los sistemas de apuestas no son realmente efectivos?.

Diríamos, en principio, que no debiera ser descartada esta hipótesis: en efecto, muchos sistemas de apuestas, algunos de los cuales están sumamente promocionados y tienen una enorme difusión en de los nodos de comunicación a través de los cuales opera la red de información sobre apuestas, son por completo ineficaces.

Pero esto es solo una parte de la verdad. Lo cierto es que efectivamente hay algunos sistemas de apuestas que son válidos, y que bien utilizados pueden colocar al apostador en una posición de ligera ventaja, contra la banca. Aplicar con éxito un sistema de apuestas no es algo sencillo. Depende de muchos elementos, entre los que se cuenta, para empezar, tener un sistema confiable.