Apuestas bajas y altas en tragaperras II

En vez de volver a apostar tres monedas después de haber ganado en una apuesta máxima, se puede optar por permanecer en ese nivel y jugar el máximo número de monedas hasta que vea no retorno en las apuestas que usted ha hecho.

Si no ve el retorno de su apuesta, que es el tiempo que usted debe bajar un nivel inferior y luego se quedan allí hasta que usted ve algún beneficio en las apuestas que usted ha hecho.

Esta estrategia es mucho más ventajosa para aquellos que están un poco más agresivo a la hora de jugar juegos de tragamonedas, especialmente si no tienen la paciencia suficiente como para subir escalones y construir su bankroll en una forma lenta pero constante.

Además, esta estrategia también permite una mayor libertad para elegir su estilo de apuestas, sobre todo porque se puede caer en un patrón entrecortado, dependiendo de sus ganancias y pérdidas.

A decir verdad, esta estrategia es mucho mejor que simplemente lanzar una moneda y ver de qué manera la moneda caerá, a cara o cruz, antes de tomar una decisión sobre la cantidad de dinero que desea apostar en cada juego.

Hay otras estrategias que se pueden emplear, y en busca de ellos no es tan difícil, sobre todo porque puede buscar fácilmente en Internet.

Lo que tienes que recordar siempre, aunque es la forma de controlar su bankroll. Si usted está sufriendo de una mala racha, lo mejor es que salga el juego, para que no perder más dinero.

Tags

maquinas simples de tercer genero, www lineadeapuestas com jugadores-de-tragaperras

Historias de Apuestas y Tragaperras II

Tal cual vimos reflejado someramente en el artículo previo, las tragaperras nacieron como juego de apuestas inmersos en un período fundamental de la historia del mundo moderno, como fue el complejo proceso de diversificación de las industrias que poco a poco se erigían en motores del desarrollo económico de los países más avanzados.

Así, las tragaperras, a diferencia de otros juegos de apuestas, nacieron no solamente en tiempos más actuales, sino que también son uno de los pocos juegos de azar que surgieron en los Estados Unidos, emblema del desarrollo industrial.

También indicamos que las tragaperras no nacieron como un juego de apuestas para casinos, sino que fue una ocurrencia que cuajó muy bien con las intenciones de un bar que lo utilizaba como un divertimento a partir de l cual, por apenas unas monedas, el jugador que tuviera la suerte de obtener una combinación ganadora, podría hacerse acreedor a una bebida o a un trago.

El juego fue bastante exitoso, y captó la atención de muchísimos clientes del bar, entre quienes se encontraron por casualidades algunos influyentes personajes de casinos en Las Vegas, quienes vieron la oportunidad y no la desaprovecharon. Con apenas algunas modificaciones, y la evidente transformación de repartir premios en bebidas a entregar monedas, las tragaperras encajaron a la perfección en el ambiente de los casinos.

Aún hoy continúan siendo uno de los juegos más populares del mundo de las apuestas. El paso de los años también permitió que en los casinos en internet se pueda, asimismo, disfrutar de este juego de azar.

Trucos para Hacer Apuestas

No se sabe realmente si es efectivamente posible para el aficionado a hacer apuestas en máquinas tragaperras incidir a través de sus acciones, de modo tal de incrementar sus probabilidades de ganar dinero en este apasionante juego de azar que se ha consolidad en los últimos cuarenta años como uno de los juegos más importantes y populares de los casinos tradicionales, y que en la actualidad se ha insertado con notable éxito en el mundo de las apuestas en línea.

Lo cierto es que los jugadores habituales de tragaperras, cuando se les consulta al respecto aseguran que tienen a mano algunos trucos para hacer de su experiencia apostando en una máquina tragaperras un momento más divertido y, al mismo tiempo, más lucrativo, lo cual es, en definitiva, el interés que persigue todo aficionado a las apuestas y a los juegos de azar.

Entre las prácticas más comunes llevadas a cabo por los apostadores regulares de tragaperras encontramos la costumbre de seleccionar muy bien en qué máquina tragaperras se va a jugar. Uno pensaría, a primera vista, que todas las tragaperras son iguales, pero los expertos descreen de esta simple sentencia, y consideran que efectivamente cada máquina tragaperras es diferente.

Existen algunas técnicas para poder detectar si se está haciendo apuestas en una máquina tragaperras que puede ser buena pagadora o si, pro el contrario, se está jugado en una que no va a llevar a buen puerto. Una de ellas es dividir el presupuesto que se va a jugar en pequeñas porciones, y una vez superado el porcentaje correspondiente, cambiar de máquina.

Truco para Apuestas en Tragaperras III

Además de la estrategia de juego porcentual, hay otras estrategias de juego factibles de ser aplicadas cuando se va a participar de una sesión de apuestas en el tradicional juego de casinos dado en llamar máquinas tragaperras.

Nadie puede negar que las tragaperras han sido uno de los juegos más populares y divertidos de los casinos durante los últimos 40 años, y que parte de su encanto radica en lo impredecible que resulta todo cada vez que uno se sienta a hacer apuestas frente a la máquina durante un largo tiempo, esperando que llegue el momento justo en que la suerte golpea a nuestra puerta.

Pero, tal como aprendimos con la estrategia de juego porcentual, incluso en las tragaperras la suerte debe ser ayudada, y parte de ese trabajo que le corresponde al jugador es poder tener la capacidad de elegir bien en qué tragaperras apostar.

Otra estrategia de juego diferente, plantea que para tener suerte en las tragaperras es necesario saber actuar con decisión y ser arriesgados. Esta estrategia involucra apostar muy fuerte en cada mano, intentando ganar no un premio gordo, sino un premio intermedio, el cual, estimulado por la cantidad de fichas que se pone en juego, pueda llegar a estar valuado también en una forma importante.

Es una estrategia muy arriesgada, pero quienes la practican, predican que no hay mejor forma de hacer apuestas en las tragaperras que no sea arriesgando el máximo, pues así se está sobrevaluando los premios y cualquier ganancia que se obtiene se transforma en un gran premio.

Tags

tragaperras, maquinas de juegos, maquinas y apuestas, tragaperras com, fotos maquinas de casino, maquinas de juego, maquinas de apuestas en casinos, maquinas de casinos, maquina de juegos, maquina de juego

Las Apuestas en Tragaperras Online

Las apuestas en las máquinas tragaperras han logrado siempre acaparar una gran atención de parte de muchos de los aficionados a los juegos de casino. Se han visto vinculadas, desde su mismo comienzo hace poco más de tres décadas, a un nivel de popularidad muy alto, acaparando un interesantísimo número de apuestas muy alto.

De cualquier modo, de acuerdo a criterios guiados por la ley, las máquinas tragaperras deben efectuar una mínima cantidad de pagos por día, los cuales funcionan a través de premios que los afortunados que se encuentren en ese momento haciendo apuestas pueden en cualquier instante percibir.

Ello les garantiza el poder estar en la consideración del gran público como uno de los juegos que más se conocen y que, al mismo tiempo, más cariño generan.

Quizás sea por eso que las tragaperras en línea han llegado a ser uno de los juegos en los que más se apuesta en los sitios de casinos online. Sin dudas que debe haber influido en gran forma el gran éxito que las máquinas tragaperras habían desde siempre tenido en los casinos reales.

Pero nada garantiza, claro está, que el éxito de un juego se traduzca automáticamente en éxito por parte de una versión en línea de ese mismo juego. Sin perjuicio de lo cual, el caso de las tragaperras parecería confirmar una tesis de la índole de la que acabamos de poner en cuestionamiento. Los juegos de apuestas en línea han logrado como principal virtud, mantener el espíritu de los juegos, recreando con increíble realismo lo que los hace tan especiales.

A los jugadores de casino que se han hecho aficionados a las apuestas en los “grandes juegos” del casino, los más prestigiosos y complejos, como son la ruleta, el craps, el póker o incluso el blackjack, algunas veces se les escapan miradas con algún tinte de desprecio sobre otros juegos más simples y mecánicos.

Pero debemos saber que los juegos simples son parte del verdadero encanto que tienen las apuestas, tan parte como lo son los juegos más complejos. No es legítimo afirmar que las máquinas tragaperras son un simple depósito de monedas. En efecto, hay formas de hacer apuestas en las máquinas tragaperras que nos darán más satisfacciones, diversión y ganancias que otras.

Por lo tanto, a pesar de su sencillez, no pierde el carácter dinámico, entretenido y de ferviente pasión que un buen juego de azar debe tener. Nos libra, además, de la tensión de andar meditando largo y tendido sobre cuáles estrategias podrán hacernos más proclives a obtener jugosas ganancias, actividad que, por otra parte, a muchos jugadores de casino de fervorosa afición por los juegos de apuestas, somete a niveles de estrés prescindibles.

Es importante, al momento de hacer apuestas en una máquina tragamonedas, elegir aquellas máquinas de las que todos los casinos constan que nos otorgarán mejores posibilidades. Ya sea porque poseen jackpots más interesantes, porque son más pagadoras, o porque tienen mejores condiciones estructurales para que podamos jugar en ellas un buen tiempo, en forma divertida y apasionante, hay algunas máquinas que son mejores para apostar que otras.

Estas son las que debemos nosotros elegir para hacer nuestras apuestas.

Además de la tragaperras convencional de tres rodillos y la tragaperras con jackpot progresivo, este verdadero clásico de los casinos y las apuestas, nos honra con la existencia de otros brillantes exponentes, miembros de su familia.

Un tercer tipo de tragaperras podemos encontrarlo en las tragaperras con juego de bonificación. A partir de la obtención de determinadas combinaciones de símbolos posibilitada por el azar de los rodillos, estas tragaperras permiten que tenga comienza una ronda especial que se juega bonificada.

En ella hay posibilidad de obtener premios especiales, todo de una manera que para el jugador no resulta onerosa en absoluto, pues se ganó con su apuesta primera una bonificación especial que incluye la participación sin riesgo de ningún tipo en una ronda especial.

Es necesario indicar que en muchas máquinas tragaperras se vuelve necesario, para poder acceder a participar en la ronda especial bonificada, estar jugando con el máximo valor posible de la apuesta. De lo contrario, la posibilidad queda directamente descartada.

Hay un cuarto tipo de tragaperras. Es la tragaperras de cinco líneas. En estas máquinas tragaperras, el jugador debe hacer cierta especificación respecto de la línea de pago. Debe indicar cuáles serán las que constituirán las tres por las que él apostará, introduciendo una complejidad que multiplica la aleatoriedad que ya caracterizaba al juego, reduciendo las posibilidades estratégicas de operar sobre dicho azar a partir de un análisis profundo de las apuestas que van a realizarse.

Un quinto tipo de tragaperras es la tragaperras de líneas múltiples. En este caso el número de líneas supera las cinco, llegando hasta ocho o nueve dicha cifra.

Decíamos en el artículo previo que al ser prácticamente nulo el componente humano en las máquinas tragaperras, el cual de cualquier modo siempre está presente directa o indirectamente en todos los juegos de casino y también en este, la posibilidad de aplicar estrategias que generen una variación en las probabilidades implicadas en este juego son también realmente muy escasas. Eso es lo que parecería en una primera impresión y un análisis más profundo también lo confirma.

Una información que ha siempre circulado en todos los casinos del mundo a la velocidad de la luz, o casi, es que hay máquinas tragaperras con diferentes probabilidades de pago. La realidad es que no es posible saber de antemano si esto es así o no. La forma en que una máquina tragaperras designa ganadora o perdedora a una jugada parece estar sujeta al más puro azar.

¿Pero qué probabilidades hay de ganar o perder cada vez que insertamos una moneda y tiramos de la palanca o apretamos el botón que da inicio al giro frenético de los rodillos en los que se jugará nuestra suerte? Si es cierto que hay máquinas diferentes y pagos diferentes, entonces la cuestión debería ser tan sencilla como sentarse a esperar en qué zona están las mejores máquinas de cada casino y luego ir a jugar en ellas.

Pero incluso el mito, en este caso, va acompañado de una razón para desistir, pues también se dice que los casinos introducen estas máquinas en lugares inhóspitos, en sitios que nadie desearía sentarse a jugar, o al menos no pensarían que se trataría de una máquina cargada. Intercaladas entre las máquinas normales, estas máquinas extraordinarias pasarían desapercibidas.

Tags

TRAGAMONEDAS COM, maquinas de apuestas de pinball

Continuamos entonces analizando esta cuestión de las probabilidades en todos los juegos de casino y en particular en las máquinas tragaperras. Habíamos indicado que en cada juego hay una muy pequeña ventaja probabilística que el casino se reserva y que recibe el nombre de margen de la casa. Para interpretar ese margen, que generalmente oscila entre un 2% y un 5% habíamos utilizado el ejemplo de la ruleta.

Ya sea una ruleta en línea o una ruleta ubicada en un casino real, la americana permite un margen de la casa mayor que la ruleta francesa, por la simple inclusión del doble cero. Una vez establecido esto, introduzcámonos directamente en el análisis de probabilidades que revisten las máquinas tragaperras, las cuales en la mayoría de los casinos del mundo reciben el nombre de slots.

Sabemos que en las máquinas slots o tragaperras, el componente humano es menor que en muchos otros juegos. Uno pensaría que la estrategia no tiene razón de ser en un juego de este estilo. Es algo perfectamente conocido entre los jugadores de casino que la aplicación de una estrategia correcta en el black jack reduce a una expresión mínima, realmente muy pequeña, al margen de la casa que el casino se reserva en ese juego.

Se habla de una cifra cercana al 0,5%. Posiblemente no haya otro juego en el que sea posible bajar tanto ese número. En las máquinas slots no vemos posible hacer uso de una estrategia que nos permita hacer esa reducción, por lo que todo quedaría sumido a la más pura suerte.

Un tema acerca del cual no es común leer ni escuchar reflexiones en los ambientes ligados al casino, al mundo de las apuestas y a todo lo que hace a los juegos de azar, es la cuestión de las probabilidades en las tragaperras. Todos hemos jugado, con mayor o menor frecuencia, en ellas. Cada vez que visitamos un casino o ingresamos a un casino online, las miramos con irresistible tentación, y en efecto son una fuente inagotable de diversión.

Pero, ¿es posible establecer cuáles son las probabilidades de ganar cuando uno juega en un casino en una máquina tragaperras?
No hay juego de casino en el que no se puedan contabilizar las probabilidades. Si acaso se dice que son juegos de azar, ese elemento es precisamente el que está constituido por diferentes fenómenos que resultan posibles de sucederse, cada uno con su propia probabilidad.

Cada juego de casino reserva una pequeña porción de las probabilidades en favor del casino, ventaja que por lo general recibe el nombre de margen de la casa. Cada casino se reserva un margen de la casa diferente. Además en cada juego eso funciona de un modo específico. Por ejemplo, es mayor el margen de la casa que el casino se asegura con una ruleta americana que con una ruleta francesa. El doble cero genera una pequeña ventaja extraordinaria para el casino.

La forma que los jugadores de casino obtienen para intentar contrarrestar ese pequeño margen que la casa se reserva es la de utilizar su razonamiento.

 Page 1 of 2  1  2 »