Hay un juego de casino, al cual se lo puedo encontrar con mucha frecuencia en los casinos online, del cual es realmente muy poco lo que se conoce. Muchos jugadores de casino, apostadores de mucha experiencia y con un trayecto recorrido al interior del mundo de los juegos de azar, desconocen incluso hasta sus reglas y su funcionamiento operativo mismo.

Nos estamos refiriendo al juego denominado Sic Bo. De a poco, este juego que proviene desde las entrañas del gran y legendario continente asiático, fue ganándose un lugar también en los espacios de juego de los casinos occidentales. Pero aún no ha logrado trascender la barrera del anonimato.

Muchas veces cuando visitamos un casino en línea, vemos su nombre inscripto entre los elementos que componen la oferta de juegos que el casino nos pone a nuestra disposición.

Pues bien, ¿de qué se trata entonces este atractivo juego? En principio, debemos decir que este juego originado en la China antigua, se ha hecho muy popular en las tierras del sudeste asiático. Desde allí se catapultó a otros continentes: primero viajó a Oceanía, donde desembarcó con buen pie en Australia, y luego llegó a las grandes ligas de los casinos mundiales: Las Vegas.

EL Sic Bo se juega con tres dados. En la mesa en la que se arrojan los dados, hay una determinada cantidad de opciones de apuestas diferentes.

El objetivo del juego consiste en realizar determinadas selecciones de números o combinaciones, que puedan aparecer al ser luego arrojados los dados. Leer más…

Las versiones online de las máquinas tragaperras, en inglés denominadas Video Online Slots Machines, funcionan realmente de un modo sumamente similar a las que se pueden encontrar en cualquier casino físico o, incluso, en el lobby de algunos hoteles. Estás máquinas, con diferente énfasis de acuerdo al país, la región y la localidad que evaluemos, se han propagado de una forma bastante sorprendente.

El divertimento que ofrecen es muy efectivo, y cualquier persona del mundo, sin importar a qué cultura o nacionalidad pertenezca, es capaz de aprovechar unos minutos libres para encontrar diversión e incluso la posibilidad de ganar algún dinero. Aunque eso es, en realidad, el condimento que convierte al juego en un entretenimiento infalible, mas no es el verdadero fin último de este tipo de máquinas, el cual está ciertamente hegemonizado por el elemento de entretenimiento.

Quizás por eso, las máquinas tragamonedas o tragaperras en línea han replicado el mismo mecanismo, y en efecto, los resultados han sido muy similares. La diversión sigue estando absolutamente garantizada.

Sin embargo, las máquinas spots que funcionan en los casinos en línea se han visto enriquecidas por todas las variantes que la tecnología informática y digital permite añadirle en materia de gráficos, bonos, efectos visuales y auditivos, y demás cuestiones, convirtiéndolo en un entretenimiento comparativamente superior al que podemos hallar en los casinos físicos. La calidad a la que los casinos en línea pueden apuntar con este tradicional juego de casino es óptima.

En los casinos en línea más populares se pueden encontrar variaciones de distintos tipos de máquinas tragaperras, todas las cuales son realmente muy eficaces en términos recreativos.

El craps se ha convertido en los últimos tiempos en el juego de dados más popular. Tanto en los casinos físicos como en los casinos virtuales este juego suele hallarse disponible. Y si bien muchas personas han desarrollado una gran afición por este juego, hay quienes por desconocimiento de las reglas o las modalidades del mismo, todavía no se han acercado a conocerlo.

En este breve informe que hemos preparado intentaremos acercarle a aquellos que aún no han descubierto el craps, los detalles más significativos que hay que saber de este popular y entretenido juego. La ronda comienza cuando un nuevo lanzador arroja el par de dados por primera vez. El resultado que arroje la suma entre ambos dados se denomina punto. Todas las apuestas que continúen una vez que ha sido establecido el punto orbitarán en torno a las probabilidades de que el tirador repita el punto antes de sacar un siete.

Si el tirador comienza la ronda con un siete o con un once, la victoria para él es automática. Esos dos resultados son llamados naturales y, obviamente, no sirven para establecer el punto. Tampoco puede establecerse el punto arrojando un dos, un tres o un doce. A esos tres resultados se los denomina craps.

Hay diferentes tipos de apuestas que de allí en más pueden realizarse. Algunas duran un lanzamiento y otras atraviesan la totalidad de la ronda. Se puede apostar a que un número determinado saldrá antes que el siete o, al revés, que el siete saldrá antes que un determinado número. Se puede apostar a que en el tiro siguiente saldrá un número específico (apuestas de un solo tiro). Además, existen una serie de apuestas suplementarias, que analizaremos en profundidad en artículos siguientes.

Tags

Cómo jugar craps

Supersticiones chinas

Los chinos son particularmente supersticiosos, en especial cuando se trata de las apuestas. Alguna de las más populares involucran pensamientos y conductas, y se han convertido en parte esencial de la cultura china, siendo aceptados por la mayoría de la población.

Los chinos creen que elegir los números correctos puede afectar su fortuna. Algunos apostadores chinos, incluso, evitan los cuartos de hotel con números tales como el 58 (ya que suena similarmente al término en cantones “no prosperarás”) ó el 4 (que suena similar a la palabra cantonesa “muerte”).

Entre tanto, eligen cuartos de hotel con números positivos tales como 18 (que relacionan con la expresión “definitivamente prosperarás”) ó el 84 (que suena similar al término “próspero hasta la muerte”).

Para un chino el número 8 se relaciona a la prosperidad, y el 4 se relaciona la muerte. Números tales como tres, seis y nueve son también considerados buenos números y, al ser combinados correctamente al ocho u otros, pueden contribuir a las probabilidades de ganar.

Hay algunos juegos, tales como los juegos de blackjack o de baccarat, en los que puedes esperar no ganar mucho más dinero del que inicialmente hubieras apostado. Es muy común ver que sucedan eventos tales como que, a partir de una apuesta de cinco dólares, tu ganancia sea de cinco dólares, e incluso en algunas ocasiones, tu ganancia sería de un poco menos de este valor.

Sin embargo, en el juego de keno, sucede algo radicalmente opuesto, y mucho más atractivo para los jugadores y apostadores del mismo. Es algo que distingue a este juego de muchos otros. En el keno puede suceder que realices una apuesta de cinco dólares y termine por ganar miles de dólares.

Si estás jugando en un juego que tenga un bote de los denominados progresivos, podría terminar por ganar incluso millones de dólares.

Si eres un jugador o un apostador de juegos de casinos, y te atrae la idea de ganar esta cantidad de dinero, o siquiera de conquistar grandes botes, entonces quizás quieras ver el libro “grandes ganancias del juego del keno”, escrito por Victor Royer.