Luego de las controversias por la aprobación del funcionamiento de los casinos en Reservas Indígenas, a mediados de los años ochenta, estas fueron anfitrionas de cientos de miles de visitantes por año, y el negocio ha crecido tanto, que hoy día, manejan un beneficio por encima de los diecinueve billones de dólares anuales.

Con ganancias de esta magnitud, resulta obvio decir que abrir un casino en una Reserva es muy llamativo para las comunidades indígenas. Tan sólo el primer Bingo ya había generado una ganancia mayor a los cien millones de dólares en su primer año de funcionamiento.

Si las cifras anteriores volverían loco a cualquier entusiasta, los números de los siguientes años simplemente hablan por sí solos. La realidad de aquellas Reservas que no están relacionadas con los casinos, en cambio, ha sido muy difícil.

Las del medio oeste del país, se encuentran entre las más pobres de Estados Unidos, y como en toda comunidad de extrema pobreza, el crimen y los embarazos tempranos son tan sólo uno de sus muchos problemas. Así que no es de extrañarse que cada vez más Reservas Indígenas opten por la apertura de casinos como alternativa para poder llevar una vida más digna.

El tema de los Nativos Americanos y el territorio estadounidense es tan antiguo como el país mismo. Generalmente la cuenta aquellos que ganan; así que la mayor parte de la documentación y precedentes que tenemos sobre ellos provienen desde la época de los peregrinos que desembarcaron en Plymouth Rock.

Desde aquellos días hasta los nuestros, sabemos que los Nativos Originales han tenido grandes dificultades en sus relaciones con aquellos peregrinos que llegaron desde Europa.

En la actualidad hay 562 tribus federales reconocidas como tales por el gobierno de los Estados Unidos; y de ese número existen apenas 297 Reservas Indígenas, las cuales podrían definirse grosso modo como “tierras que son administradas por nativo-americanos, bajo la supervisión del Buró de Asuntos Indígenas del Departamento del Interior de los Estados Unidos”.

El FBI, a su vez, ha designado varios términos para poder saber qué denominar y qué no como territorio indígena. La historia de la relación de las Reservas y los casinos comenzó en la década de los setenta, con una tribu que tenía su base en el estado de Florida.

El casino de la reserva fue un éxito inmediato cuando abrió sus puertas al público, y como era de esperarse, la controversia y los pleitos en las cortes no se hicieron esperar. Luego que en los ochenta se repitiera la situación en varios estados, los casinos pudieron operar de forma libre, finalmente.

Tags

fotos de las reservas de indigenas en estados unidos, fotos de reservas de nativos americanos, indigenas pai pai, reservas de nativos americanos, reservas indigena en estados unidos
12-06-2009