Como el blackjack es un juego de naipes que, a partir de la gran difusión que ha tenido, se juega hoy en día en prácticamente todos los casinos y sitios de apuestas del mundo, conformando junto a la ruleta, los dados, el póker y las máquinas tragaperras, el núcleo central de la propuesta en juegos de azar, ha habido una gran actividad en torno a sus secretos, intentando contrariar a los principios que los casinos han forzado a su favor, para tener una mínima ventaja respecto de los jugadores, en la contienda mano a mano.

Muchos piensan que se trata de un juego de apuestas bastante sencillo. Sin pensar que esta es una falsa percepción, puesto que en efecto el juego tiene un funcionamiento, dentro de todo, simple, esto no niega la complejidad que oculta detrás. Pues, aunque el mecanismo sea simple, la lógica que soporta esa simpleza, no lo es.

Debemos, por ende, tener en consideración una gran variedad de factores al momento de jugar al blackjack. Al menos, si queremos sacarle cierto jugo a nuestras apuestas. No vemos muchas posibilidades de jugar al blackjack en forma intuitiva, basándonos en meros pálpitos o impresiones fortuitas.

Por eso, al hablar de blakcjack, no podemos dejar de lado la cuestión central: el objetivo del apostador de blackjack debe ser anular esa ventaja probabilística que tiene la banca sobre el jugador. Para ello, debemos valernos de las astucias que como aficionados a los casinos y a las apuestas hayamos desarrollado, conformando una estrategia inteligente y adecuada a las características del juego que nos convoque.

Nunca falta algún desprevenido que ingresa a un casino sin saber los mecanismos a través de los cuales funcionan los juegos de azar más apasionantes. Aún así, a pesar de que cierta ignorancia lo sumerge en un profundo desconocimiento de las apuestas de casino, nuestro amigo desprevenido suele decidir que quiere apostar igual.

Con mejor o peor suerte, se irá del casino habiendo hecho algunas apuestas sin ton ni son, y sin poder disfrutar más que del ambiente de los casinos, o de un casino en línea, pero no de la esencia de los juegos, de la pasión que traslucen al ser jugados de la forma correcta, conociendo todos sus secretos, sus reglas, sus trucos, y las estrategias que necesitamos para apostar en ellos de la forma más interesante.

Esa es la manera en que podremos desarrollar un verdadera pasión por el juego de azar y por las apuestas, sabiendo cómo apostar, por qué apostamos a lo que apostamos y cuáles son las posibilidades que en cada momento del juego se abren para nosotros brindándonos las mejores perspectivas de obtener dinero con nuestras apuestas (o nuestras apuestas en línea).

Siempre debemos asesorarnos antes de apostar, para estar seguros de que hacemos nuestras apuestas con total conocimiento de causa, sin dejar librado de lo que nos toca a nosotros ni una pequeña partecita al azar. E lazar debe aportarlo el juego, que para algo recibe ese nombre; nosotros somos los encargados de desplegar otras cualidades. Inteligencia, habilidad, talento y sapiencia son un buen comienzo.

Tags

los secretos del azar

Nunca deben quedar dudas acerca del funcionamiento y las reglas de los juegos de casino. Si vamos a apostar a un juego de azar, tenemos que asegurarnos, como mínimo, que sepamos a la perfección todas sus reglas, para garantizarnos que no nos estemos confundiendo en modo alguno, ni que tampoco estemos desperdiciando oportunidades que el casino nos ofrezca en materia de apuestas, oportunidades que podrían hacernos ganar mucho más dinero pero que al desconocerlas se nos cierras puertas que el casino nos había abierto.

Veamos un poco más a qué es que nos estamos refiriendo. Por ejemplo, todos sabemos cuáles son los elementos básicos que hacen al juego de blackjack. Todos sabemos que colocamos nuestras apuestas antes de que el croupier comience a repartir las cartas. Luego se reparte y una serie de opciones se abre ante nosotros.

Lo básico, por supuesto, consiste en que debemos llegar a 21 o lo más cerca que nos sea posible, procurando, claro está, no pasarnos, puesto que esto nos dejaría fuera de competencia y nuestra apuesta inicial automáticamente iría a parar a las arcas de la banca, junto al croupier, es decir, a la representante del casino en este juego.

Hay casos en los que es harto probable que el croupier mismo obtenga un blackjack, una jugada que perjudicaría muchísimo a todos los jugadores de la mesa. Esto sucede, en particular, cuando la carta primera y visible de la banca es un as. Entonces, en algunos casinos, existe la posibilidad de poner una ficha a la banca, a modo de seguro. Algo que debimos haber consultado antes, para no dejar pasar la posibilidad.

Para jugar una partida de dados, si uno no es un experto, lo primero que debemos hacer es perder todo temor respecto de apostar en este juego de casino. Algunas palabras específicas escritas en el paño de la mesa de craps, nos pueden traer alguna confusión si no estamos acostumbrados al mundo de las apuestas en el craps.

Antes que ninguna otra cosa, debe quedar sumamente claro que el craps se juega con un par de dados, sobre una gran mesa, la cual cuenta con un tablero en la parte interior. Una persona oficiará de tirador, y será el encargado de lanzar los dados.

Estará lanzando tanto tiempo como demore en concretar su ciclo. Mientras tanto, otros jugadores estarán atentos al desarrollo del juego y podrán hacer diferentes tipos de apuestas, de acuerdo a cómo vayan llevándose adelante las acciones. Sin estar obligado a ellos, entonces, estos otros jugadores pueden hacer apuestas. También pueden elegir esperar a momentos específicos de la partida para apostar.

Como hay muchas apuestas diferentes que pueden realizarse en el craps, podemos afirmar entonces que el juego de craps será tan complejo o tan simple como el propio participante del juego decida. La forma más sencilla de jugar al craps es colocar nuestra ficha de apuesta en la línea de pasar.

Luego, será necesaria la obtención de un siete, antes de que se repita el punto. Para lo cual, que quede claro, el punto debe haber ido antes establecido. Más adelante continuaremos con esta síntesis explicativa de este juego de apuestas tan popular en todos los casinos.

Sabemos bien que de todos los juegos de casino que existen, el sábado es el juego de apuestas que involucra el elemento más social. Sin dudas, es uno de los juegos de azar más sociales que podemos encontrar en un casino (un lugar en el cual, la concepción de lo social es inherente a su propia esencia).

Hay un cierto resquemor, sin embargo, entre los jugadores de casino que no están tan habituadas a apostar en los dados. Algo les indica que quizás se trate de un juego muy complejo, muy difícil de aprender, y en el cual es muy difícil poder tomar parte. Uno ve la mesa de dados desde una cierta distancia y tantas palabras raras nos terminan confundiendo.

Lo que pasa es que los dados tienen una jerga específica del juego. Para ser claros y totalmente sinceros, debemos reconocer que todos los juegos de apuestas tienen su lenguaje específico. No hay excepciones. La ruleta tiene sus palabras específicas: por ejemplo, todas las diferentes apuestas que pueden realizarse en ella.

El póker también tiene sus palabras. Más aún, cada especialidad de póker tiene sus palabras que le son específicas. En este caso, las palabras especiales del póker no se refieren a los diferentes tipos de apuestas, con excepción de la ciega, sino a otros momentos del juego. El black jack no tiene mayores palabras específicas, solo la palabras black jack en sí misma, que describe una instancia del juego.
Cada juego tiene sus palabras y sus apuestas. Los dados también.

Hasta aquí hemos descripto el funcionamiento básico del sistema de apuestas para ruleta detector. Sin embargo, una variante que particulariza las intensiones del sistema, indica que en relación con el grupo de números que apostaremos a pleno, lo que tenemos que hacer es dividir la rueda de la ruleta en cuatro grupos de números contiguos.

Entonces, de acuerdo a los resultados que obtuvimos en los registros que tomamos en la primera parte del sistema, deberemos proceder a apostar a aquél grupo de números que evaluamos que mejores probabilidades conservan.

Si tomamos el sistema considerado en esta variante, veremos que el fundamento del mismo es evaluar si hay algún sesgo en la ruleta que la haga tender a que ciertos números salgan más que otros. La dividimos en cuatro puesto que si hay una inclinación, esta no debe operar sobre un número en particular (dado el tamaño tan pequeño de los casilleros de la rueda de ruleta) si no que debe afectar a más e uno.

Además, estos números deben estar uno al lado del otro (en la rueda, pero no así en el paño), porque una inclinación a algún defecto mínimo hace que sobre ese sector recaiga algún peso ligeramente mayor que favorece la depositación de la bolilla de ruleta en él.

Será sobre ese grupo de 9 o 10 números que posaremos nuestros plenos, apostando por ellos durante 30 tiradas consecutivas, con todas las consideraciones que dijimos en los artículos anteriores, en los que describimos con cierta precisión cómo debían proceder nuestras decisiones y nuestras apuestas.

Concretada la primera fase de recolección, tenemos entonces que evaluar si en alguna de las 4 mesas en que estuvimos observando los resultados se dio la cuádruple repetición de un número dos veces. Si acaso no encontramos una mesa en la que haya habido dos veces repeticiones de un número cuádruples, entonces seguiremos anotando hasta que dicha ocasión tome lugar, pues este es el elemento clave del sistema, el que decretará que es la mesa en la que tenemos que apostar.

Como dijimos en el artículo previo, nosotros vamos a tener un registro de todos los números que se han repetido. El elemento de la repetición cuádruple, solo es el factor que nos hará decidir la mesa, pero ese no será el número al que apostaremos. Por el contrario, solo haremos apuestas a aquellos números que han salido un máximo de dos veces.

Formaremos un grupo de números a los que apostaremos, entonces, tomándolos como dijimos recién de los números repetidos. Y deberemos apostar a esos números durante 30 tiradas seguidas, sin necesidad de incurrir en progresiones, pero pudiendo hacerlo si así lo deseamos.

El sistema solo nos provee de los números que cuentan con una factibilidad de aparecer más alta, nosotros somos los que iremos de acuerdo a nuestro presupuesto, manejando los montos de las apuestas. Por lo tanto, si queremos duplicar el monto de la apuesta, sucesivamente, podremos hacerlo, pero sabiendo que aumentamos el riesgo de caer nosotros mismos en banca rota.

Sin embargo, al estar desperdigados los números en los que estamos haciendo apuestas por la ruleta de una forma bastante aleatoria, el riesgo se reduce sensiblemente. Y solo durante 30 tiradas mantendremos esos plenos.

Comenzamos en el artículo previo a presentar este sistema que recibe entre los jugadores aficionados a la ruleta el nombre de detector, pues como veremos de aquí en adelante, ese es el objeto de este sistema. Dijimos entonces que el sistema comienza con una paciente recolección de datos: hay que anotar 60 resultados consecutivos de ruleta. Ahora bien, lo que aún no dijimos, es que los resultados deben registrarse en 4 meses diferentes del casino.

Ello podría indicar que puede ser conveniente recibir algún tipo de ayuda o colaboración al momento de efectuar el sistema, tener a uno o dos personas asistiéndonos para que podamos levar ese registro con mayor facilidad Sin embargo, como en todas las ruletas se demora un buen tiempo entre tirada y tirada, es probable que una persona atenta pueda hacerlo por sus propios medios individualmente sin demasiados inconvenientes.

A lo que debemos prestar atención mientras recolectamos los datos, y antes de emprender ningún tipo de apuesta por nosotros mismos, es a los números que se repiten. En particular, lo que más nos tiene que ocupar son los números que se repiten 4 veces. Si en una de las mesas de ruleta en la que llevamos a cabo nuestra tarea de exploración encontramos que hubo más de un número que repitiera 4 veces, entonces esa será la mesa en la que vamos a incursionar con nuestras apuestas, y en la que vamos a depositar nuestras mejores esperanzas.

Así pues, veremos concretada la primera fase de este sistema de apuestas.

Seguimos recorriendo para que puedan probar, experimentar y aplicar en los mejores sitios de casino en línea, el mundo de los sistemas de apuestas para ruleta. En este caso, hablaremos de un sistema que recibe el nombre de detector.

Este sistema de apuestas se supone que requiere de mucha paciencia por parte del apostador, pues lleva un tiempo concretarse los beneficios, un tiempo de observación, luego un tiempo de análisis y especulación y finalmente, se dará paso a la acción, es decir, a la apuesta, y si el viento sopla para nuestro lado hoy, nos podremos retirar del juego con los bolsillos un poco más llenos que cuando empezamos a jugar.

Veamos ya mismo de que se trata este sistema de apuestas, el cual como todo sistema merece que le dediquemos nuestra máxima atención y concentración, a los efectos de que no perdamos de vista los pasos que hay que seguir, ni los conceptos más importantes que constituyen la fundamentación lógica del sistema (lo cual, si tenemos alguna experiencia, será el primer indicador que nos hará reflexionar respecto de las virtudes que tenga el sistema).

Lo primero que tenemos que hacer, entonces, cuando vamos a disponernos a utilizar este sistema de apuestas para ruleta llamado detector, es registrar con un lápiz en un anotador 60 resultados consecutivos de la ruleta. Obviamente, necesitamos que sean los sesenta resultados previos a que comencemos a apostar. Tal como cualquiera puede deducir, eso llevará un tiempo bastante largo, pero les anticipamos que requeriría paciencia.

Las apuestas deportivas son una de las modalidades en materia de apuestas más entretenidas que nos ofrece hoy en día todo el hermoso y divertido mundillo de las apuestas en línea. Una forma de tener un entretenimiento que no se detiene nunca, pues cuando se trata de sitios de apuestas deportivas en línea, el apostador sabe que tiene disponibilidad para apostar las 24 hs. de los 7 días de la semana.

El mundo de los deportes ha tenido una expansión mediática tan fantástica gracias a los medios que le ha proporcionado la red de redes, la Internet, que desde cualquier ordenador podemos acceder a apostar a los más interesantes eventos deportivos, quedando así todos los días de las semana con eventos en los que recaen muchísimas apuestas.

Además, las apuestas deportivas son una forma de recompensar el conocimiento deportivo de los fanáticos. Sin por ello despreciar el elemento fortuito siempre presente en cualquier tipo de apuesta, ya sea una apuesta deportiva o una apuesta que se realice a un juego de casino, debemos entender también que mientras mejor manejemos todos los componentes que hacen a los deportes en los que decidamos apostar, mejores serán también nuestros ingresos en materia de apuestas, puesto que podremos pronosticar con mucha más efectividad los resultados.

Todo esto debe comprenderse en el marco de la gran popularidad con la que las apuestas deportivas se han visto bendecidas en los últimos tiempos. La gran amplitud de posibilidades que se abren para los apostadores son una parte del secreto de su gran éxito.

Tags

el deporte, deportes de hoy en dia
 Page 2 of 18 « 1  2  3  4  5 » ...  Last »