Sistemas y Estrategia

29-11-2009

El sistemas de apuestas para ruleta llamado labouchere, funciona mediante un mecanismo de cancelación, y cierta eficacia en su utilización le ha otorgado popularidad y prestigio entre muchos jugadores que llevan años apostando en casinos.

Este sistema de apuestas involucra una modalidad que es común a otros sistemas, como por ejemplo la martingala: la apuesta progresiva. Así se llama cuando el jugador que está interpretando el sistema, debe ir variando el monto de sus apuestas en relación a cómo los eventos se van desarrollando en la ruleta, es decir, a cómo va jugando la correlación entre las apuestas que realiza el jugador y los resultados que la ruleta le está devolviendo, arrojando un saldo que el sistema interpreta automáticamente, indicando entonces cuál es el siguiente paso a seguir.

En el caso de la apuesta progresiva, de cuánto será el monto de la apuesta (siempre en proporción a cómo se veían ejerciendo las apuestas previas.

Sin embargo, a diferencia del sistema de apuestas para ruleta llamado martingala (uno de los más populares y difundidos sistemas de apuestas para ruleta, por su simplicidad), es mucho menor la probabilidad de que ejecutando el sistema labouchere lleguemos al límite del sistema, es decir, el punto en el que el sistema nos coloca en una posición de riesgo extremo, o el límite en el que el sistema no puede sobrepasar a las propias reglas de la ruleta.

Lo cual, como es obvio, constituye una ventaja, pues como cualquier jugador de casino sabe, llegar a ese punto cuando estamos apostando es algo poco deseable (aunque muchas veces sea inevitable).

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados