La Verdad Sobre las Apuestas II

26-04-2010

La Verdad Sobre las Apuestas II

Así como pusimos en la primera parte de este artículos el claro ejemplo del blackjack, ampliamente considerado como un juego en el que para aspirar al éxito hace falta menos suerte que talento, el cual debe conseguirse a base del esfuerzo que demanda aprehender los conceptos claves de este juego de apuestas, así como también la técnica necesaria para maximizar las probabilidades de que cada una de las decisiones que se tomen sean las más adecuadas, es necesario también conceder que otros juegos de apuestas se sitúan en la vereda contraria.

Como representante de lo recién expuesto, el caso de las máquinas tragaperras es muy claro. Dentro de los juegos de casino, las máquinas tragaperras constituyen un juego en el que cada una de las apuestas que se realiza tiene idénticas probabilidades de resultar ganadora, sin importar en qué contexto se realice.

Sabemos muy bien que en los juegos como el blackjack y la ruleta, cada apuesta elevará notablemente sus probabilidades de constituirse en una apuesta acertada, en la medida en que esté enmarcada en un contexto de coherencia lógica, y de riguroso cuidado estratégico. En cambio, las tragaperras, tanto en sus versiones en los casinos reales como aquellas tragaperras online que podemos encontrar en los sitios de apuestas en línea, vienen a alzar la voz en defensa de los juegos de puro azar.

Vale decir que las tragaperras no son las únicas representantes de esta estirpe. Otros juegos de apuestas como el bingo también merecen el calificativo de divertidos juegos de puro azar.

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados