El Nacimiento del Texas Holdem

14-11-2009

Mucho se ha escrito sobre los orígenes del póker. En todos lados donde a ello se ha aludido, en su mayoría espacios dedicados a contemplar cuestiones relativas a las apuestas y a los juegos más importantes de casino, se ha coincidido acerca de un inicio difuso.

Con orígenes desperdigados en latitudes disímiles, casi inverosímiles, y luego algunos viajes surcando el planeta entero, divagando desde aquí para allá, hasta recalar en algún sitio de los Estados Unidos, dando espacio al surgimiento de un fervor que se mantuvo oculto durante mucho tiempo. Desde las sombras comenzó a crecer hasta volverse un verdadero gigante de las apuestas.

Algo que no está demasiado analizado, en cambio, es el origen de la versión de póker que mayor popularidad ha ganado en las últimas décadas: el Texas Holdem. Es así que dedicaremos unas palabras a iluminar esa zona oscura de la historia más reciente de este deporte, la cual coincide justamente con lo que podríamos llamar su boom, la explosión que lo catapultó a ser el juego de apuestas más importante de los tiempos recientes.

El primer juego de Texas Holdem se jugó en Las Vegas. Y así tenía que ser. Su destino quedó sellado en aquella primera llama que se encendió en la capital histórica de los casinos y las apuestas. Allí, entonces, luego de un comienzo en el cual vivió encerrado en los límites de esa bella ciudad, que en el año 1971 se adoptó como principal guía de lo que se organizó como serie mundial de póker.

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados