Comunidad

11-11-2009

Hoy sabemos con un grado de certeza demasiado alto como para que pueda ser acaso sospechado con un mínimo resquicio de duda, que uno de los juegos de apuestas que mayor éxito ha tenido en las historia de los casinos, el craps, y que continúa teniendo, por supuesto, en estos espacios que han significado una evolución de las apuestas, que son los casinos online, tienen un origen muy lejano, en el tiempo y en el espacio. No fue sino hasta mediados de la edad media que los dados llegaron a Europa.

Cuando se trata de apuestas, en particular como sucedía antaño cuando los casinos físicos actuaban como centro de reunión para la integración comunitaria (algo que en realidad aún hoy continúa en boga, con la salvedad de que los casinos físicos hoy conviven con los casinos online, aunque ambos no sean, en verdad, incompatibles).

Los jugadores gustan de interactuar entre ellos relatándose las historias que hicieron del casino un lugar en el que no solo prolifera la emoción, la diversión y el dinero, sino también los mitos, que construyen a modo de edificios, estructuras simbólicas sobre las que después se montan los deseos, los intereses, las aspiraciones y, por qué no, las estrategias de los jugadores del azar.

En el caso de los dados, no ha habido ninguna excepción. Los dados tienen su historia y si esta ha llegado hoy hasta nuestros oídos no ha sido por la magia de internet, en donde podemos encontrar la historia de los dados en la actualidad, sino por el traspaso de el discurso de apostador en apostador.

VN:F [1.9.15_1155]
  Calificación: 0.0/10 (0 Votos)

Post relacionados